Linaje Águila

Melodía que le dio voz a una pasión

24 mayo, 2020.Marco Duarte.0 Likes.0 Comments

Hablar del himno del Club América es referirnos a una de las obras musicales más importantes de la cultura popular mexicana, y que sin temor a exagerar, cualquier persona sin importar edad o condición han escuchado en algún rincón de este planeta.

Esta pieza tan icónica se la debemos al poblano Carlos Blanco, quien por encargo directo del club, escribió la melodía que haría vibrar al coloso de Santa Úrsula casi como los títulos y hazañas que se vendrían en esa gloriosa década de los 80’s.

Fue así como un 25 de septiembre de 1981, cuando el América recibía al Puebla, que trinaría en los parlantes del Estadio Azteca la voz que daría identidad a todo un club y que amenizaría a la postre un gran cúmulo de victorias y alegrías que se vivirían en ese lugar.

Tal fue la epicidad del himno de guerra azulcrema, que se grabaría un disco sumamente popular y que años más tarde en la llamada “Final del Siglo” ante el Guadalajara, de nuevo sonaría en vivo la voz de Carlos Blanco para con ese acompañamiento levantar el título de campeones de la temporada 1984, en el marco más grande de la historia del club y en uno de los juegos más importantes el grito de guerra se hizo presente, entonando la frase “tú serás el campeón”.

El himno de nuestro club creado en los ochentas es sin duda una sensación inexplicable, sobre todo cuando en el Estadio Azteca suenan los parlantes y cantas con fuerza en apoyo al equipo más grande de México, un sentimiento que hace vibrar hasta los más profundos recovecos del alma.

Indudablemente la pieza de Carlos Blanco es memorable y forma parte profunda de la identidad del americanismo. Gracias a su letra perfectamente acompañada de la música y que aquel desvergonzado que planteó cambiar el himno de nuestro Club, cometería un crimen a la epopeya de Carlos Blanco y un asalto a la gloriosa historia del Club América.

Marco Duarte

#LinajeAguila🦅

Linaje Águila 2019 / FACEBOOK - TWITTER - INSTAGRAM - YOUTUBE